Seleccionar página

Existe una pirámide que ha cautivado al mundo la Gran Pirámide de Keops, fue reconocida por los griegos como una de las siete maravillas del mundo.

Las pirámides actúan como catalizadores, dentro de ellas se genera una concentración y circulación de energía que comienza en cada uno de los cinco vértices y finalmente se concentra en el área central

En nuestra pirámide recubierta de oro en el centro y la base está colocada una piedra cuarzo natural y autentica que sirve para que allí llegue y se acumulen las energías positivas y pasen de manera gradual a nuestra mente y cuerpo.

Desde el punto de vista energético, las pirámides pueden atraer energía y al pasar a nuestro cuerpo aumentar la vitalidad, combatir malas vibraciones, atraer prosperidad y dinero, mejorar la salud, fortalecer la vida espiritual, etc. El recubrimiento de auténtico oro de 14 quilates hace que se potencialicen sus beneficios.

 

Las pirámides con recubrimiento de oro son magníficos receptores de energía y las más eficaces en la sanación, absorben las energías negativas y las transforman en positivas, ayudan a la relajación y está comprobado que llevar una colgada del cuello crea una especie de escudo protector, también las energías positivas ayudan a meditar y dormir bien además de combatir las malas energías y atraer la buena suerte.